Blog

Consejos prácticos para una clase de patinaje con adultos

Consejos prácticos para una clase de patinaje con adultos

Cada vez son más las personas adultas que se aficionan al patinaje en línea. En su mayoría, suelen ser un grupo de personas que realizan actividad física con objetivos de mejora de su salud y entretenimiento. Es decir, estamos dentro del área de deporte-ocio-salud y no dentro del área de rendimiento, aunque sí que es cierto que hay un porcentaje de estas personas que poco a poco comienzan a realizar entrenamientos más enfocados a la competición a nivel máster o amateur.

303261_193846587362274_1750485634_n

Cuando un técnico comienza a impartir clases de patinaje a un grupo de adultos, es importante tener en cuenta una serie de aspectos antes de empezar:

  • Objetivos generales del grupo.
  • Edad media del grupo.
  • Posibles lesiones o enfermedades (arritmias, lumbalgias, hernias discales, artrosis…). Los saltos pueden empeorar el estado de rodillas con artritis, por ejemplo.
  • Nivel medio del grupo.
  • Otros.

Una vez que conocemos algo sobre los alumnos, es necesario programar de modo coherente cada clase, distribuyendo adecuadamente el tiempo dedicado a cada tipo de trabajo, sin perjuicio de que en los niveles más bajos se dedique todo o la mayor parte del tiempo a los ejercicios básicos.

Se debe evitar la reiteración de los ejercicios y de los juegos que se llevan a cabo en la clase para no ser previsibles en exceso frente a los alumnos, todo ello, naturalmente, en función de su nivel y del número de alumnos que asistan. Por tanto, el monitor debe tener un repertorio suficiente de ejercicios, que han de ser lógicos desde un punto de vista táctico y deben ser adecuados al nivel y número de alumnos para evitar que el ejercicio se convierta en una pérdida de tiempo o que deje excesivamente inactivos a una parte de los alumnos.

Durante el desarrollo de los ejercicios es importante, corregir  al alumno (de forma individual, a ser posible), evitando, en la medida de lo posible, que la clase se detenga y que el resto de los alumnos estén inactivos.

IMG-20140202-WA026

Deben evitarse, en la medida de lo posible, las pausas durante la clase, salvo cuando se pretenda cambiar de ejercicio. También deben evitarse la disposición de los alumnos en largas filas, con lo que se sugiere el aprovechamiento de la pista a lo ancho y la programación de ejercicios que, pese al número elevado de alumnos, los mantengan permanentemente activos.

Cuando sea posible en función del número y nivel de los alumnos, es recomendable que el monitor juegue con ellos, que es algo que siempre les motiva especialmente. Aunque es muy probable que nos encontremos, sobre todo al principio, que nuestros alumnos adultos no quieren jugar. Debemos ser buenos estrategas e introducir el juego como un elemento técnico más, y poco a poco ellos mismos lo pedirán. El juego no debe asociarse a algo infantil, ya que existen muchas formas de diversión dentro de una clase y no necesariamente debe ser con el juego tradicional.

12314599_441191982756191_6518489832436169440_o

El técnico debe saber utilizar para sus propósitos los tiempos de pausa durante la clase, de modo que no debe abstraerse ni evadirse cuando los alumnos recogen conos o cuando se cambia de ejercicio. No debe ausentarse de la pista o distraer al monitor más próximo, puesto que estas pausas son un tiempo precioso que el monitor puede aprovechar para, entre otras cosas, conectar mejor con el grupo, interesándose por aspectos personales del alumno (aficiones, otros deportes o actividades). Se trata de acercarse al alumno para que él se sienta más a gusto y dé lo mejor de sí en la clase.

Conseguir cautivar al grupo ayudará al monitor a pasar por alto otros eventuales problemas que no sean fácilmente resolubles como, por ejemplo, disparidad de niveles entre los alumnos.

Estas pautas básicas son de fácil aplicación, incluso para cualquier nivel, y ayudan a que la dirección de la clase y el grupo se realice de una forma segura y controlada, asegurando la progresión del grupo a lo largo de un curso.

Si quieres compartir con nosotros alguna vivencia, recomendación o experiencia con tu grupo, ¡escríbenos!

 

 

 

Comparte...
TwitterFacebookGoogle+Linkedin

No hay comentarios.